Alimentación y Nutrición en el Embarazo

¿Como puedo comer bien durante el primer trimestre de embarazo? Molestias y soluciones.

¡Traigo buenas noticias! Motivo de mi desaparición estos casi 3 meses que me han obligado a estar cuidándome si cabe un poquito mas! Cuidándome por dos, quiero decir, pues ¡a partir de Diciembre seremos uno más en la familia!

Seguir una alimentación correcta y saludable en el embarazo, es si cabe, aún más importante que en cualquier otro periodo de la vida de una mujer.  Pero a veces el embarazo viene acompañados de diferentes síntomas y molestias; que hacen que debamos tomar ciertas medidas dietéticas para que desaparezcan o al menos consigamos disminuirlos.

Y si os pasa al igual que a mí, y estáis acostumbradas a comer de todo y de forma saludable, os vais a sorprender cuando llegue el momento al daros cuenta de que os habeis vuelto tan tiquismiquis con la comida, con los horarios, con tal sensación de plenitud que os impedirá alimentaros correctamente y con el hambre que os acechará a cada rato. Todo hay que decirlo, y vuestro cuerpo y se acostumbrará a esta revolución hormonal que se vive durante el primer trimestre de embarazo. ¡Hay luz al final del tunel!

Yo por mi parte, cada día que pasa me siento mejor y más estabilizada, y espero poder ir retomando poco a poco esta aventura que empecé en febrero con este blog.

Hoy os contaré qué molestias he tenido a lo largo de estos 3 meses y las medidas dietéticas que he aplicado para disminuirlas.

Espero que a las futuras mamás que me leen también les puedan servir tanto como a mi. =)

Náuseas, acidez, malestar general, fatiga extrema es lo que he ido arrastrando durante estos 3 meses de embarazo; en dónde me he preguntado seriamente cómo podría seguir alimentándome de forma saludable para mí y para mi pequeñín. Y la respuesta que he encontrado ha sido: dar tiempo al tiempo.

Durante todo el embarazo, y especialmente en los primeros 3 meses se vive una auténtica revolución hormonal, fisiológica y metabólica donde en la mayoría de las veces no es posible alimentarse como estábamos acostumbrados a hacerlo.

Por lo que he descubierto, que lo importante en esta etapa del embarazo es el sentido común y aprender a escuchar lo que te dice el cuerpo, y dejar la teoría un poco de lado.

Eso sí, debemos atender a las normas de higine básicas de preparación y manipulación de alimentos e indicaciones que nos de el médico o nuestro dietista-nutricionista sobre los alimentos prohibidos en el embarazo.

Y lo primordial, es intentar alimentarnos de forma más natural y casera posible (ya que eso de salir a comer fuera de casa puede convertirse en toda una odisea cuando se está embarazada =)

Después de varios meses, puedo decir que me ha ido “bastante” bien, porque es ahora cuando empiezo a notar que mi cuerpo se está empezando a estabilizar y vuelvo poco a poco a introducir alimentos que no toleraba y que son básicos a la hora de seguir una alimentación saludable.

ACERCA DE LAS MEDIDAS DIETÉTICAS FRENTE A LAS TÍPICAS MOLESTIAS DEL PRIMER TRIMESTRE DE EMBARAZO.

Cada persona es un mundo, y lo que a mi me ha ido bien, puede ser que a otras personas les ocurra todo lo contrario. Informaros previamente sobre las medidas dietéticas más adecuadas para mitigar las típicas molestias del embarazo y aprended a escuchar a vuestro cuerpo. Encontrareis mucha información en guias, libros y otros blogs de nutrición.

Nauseas:

Mis nauseas no seguían un patrón de aparición igual. Cada día me entraban a cualquier hora del día. Por las mañanas eran mas fáciles de reconocer porque era despertarme y notar un nudo de garganta. Para evitar que fueran a más, me dejaba por las noches unas galletas de avena y espelta hechas en casa y un vaso de agua que me iba tomando poco a poco a medida que me iba incorporando. Me sentaba bastante bien y podía lidiar con las nauseas el resto del día.

 

Galletas de avena y espelta

Si me entraban después de la siesta estaba perdida; porque ahí me duraban el resto del día. ¡Buf que mal! Lo mejor para esto es dormir la siesta recostada con la cabeza en alto (y no tumbada).

Y si me entraban después de cenar, una infusión de manzanilla o jenjibre con limón era mano de santo. Para evitar que aparecieran por la noche es aconsejable cenar ligero, dejar hacer la digestión e irse a descansar lo antes posible.

Infusión de jenjibre contra las nauseas en el embarazo

Varios consejos generales más: se recomienda comer más a menudo pero raciones más pequeñas, evitar olores y texturas que causan las náuseas. Así mismo, a mí me vino genial disminuir el consumo de alimentos grasos y evitar comidas más grasientas.

Acidez:

A partir de la octava semana tuve que eliminar de mi alimentación ciertos alimentos y preparaciones que me provocaban malestar simplemente al olerlos, o al pensar que les iba a ingerir.

Solución: decir adiós al café, chocolate, salsa de tomate, aguacate, legumbres, cereales y pan integral y frutos secos. Unos por ser irritantes y otros por ser más pesados en su digestión. Todos ellos me provocaban tal acidez que les he llegado a aborrecer durante estos primeros 3 meses.

En cambio, sorprendentemente, he notado bastante mejoría cuando me tomaba limonadas caseras de limón o naranja.

Limonada casera sin azúcar

Antojos:

Realmente no he tenido ningún antojo como tal. Me apetece comer mucha fruta, leche bien fresquita, mucho pescado y sólo ensaladas por las noches.

Lo que he notado exageradamente, es que era pensar que es lo que me apetecía comer en un momento del día y tener que hacerlo a toda costa, sin dejar opción a otras opciones. Pues eso, me he vuelto una tiquismiquis en toda regla con la comida =)

Pescado como fuente indispensable de DHA durante el embarazo

Estreñimiento:

Varios días me he notado más pesada de lo normal, pero lo he podido solucionar gracias a que la fruta me apetecía a todas horas y he podido mantenerme bien hidratada siempre (aunque ha habido veces que hasta el agua me costaba beberla).

Fruta fresca y embarazo

Además, lo que viene realmente bien, si se sufre de estreñimiento es ¡moverse! Es aconsejable un paseo diário de al menos 30 minutos al día.

Fatiga extrema:

Ante esto sólo podemos hacer lo siguiente ¡Descansad, descansad y descansad todo lo posible! Después de 9 meses, no tendremos tanto tiempo para poder hacerlo =)

Descanso en el embarazo

Gracias por leer ♥
Y si os ha gustado… ¡Comparte y difunde!
Anuncios

2 comentarios sobre “¿Como puedo comer bien durante el primer trimestre de embarazo? Molestias y soluciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s